Rallye Sol de Ponent: Crónica velocidad

“Veni, vidi, vici”, si tuviéramos que resumir en tres palabras lo acontecido el pasado sábado en el Rallye Sol de Ponent, sin duda haríamos referencia a la famosa frase de Julio César, y es que es sin duda un hecho inédito, al menos en lo que al automovilismo balear se refiere, que un debutante en competición consiga la victoria absoluta en una prueba.
La prueba andritxola abría por quinto año consecutivo el campeonato de Baleares, con un total de 76 kilómetros cronometrados, con algunas novedades en el recorrido, aunque también conservando algunos de los tramos más tradicionales de esta prueba. Entre las novedades destacaba el tramo de “Sa Coma Freda”, que puso la guinda a esta primera cita del año, que fue más andritxola que nunca.

En cuanto a los participantes destacar de nuevo la gran inscripción con más de medio centenar de inscritos, y con muchos favoritos a las primeras posiciones, aunque a la postre se coronarían equipos que inicialmente no entraban en las quinielas. Raúl Moreno y Rudy Hensen estrenaban su condición de campeones de Baleares de la especialidad, a la vez que estrenaban decoración en su Clio N5, hecho que por otra parte no les trajo nada de suerte, ya que a las primeras de cambio un problema mecánico les apeaba de la prueba.

Lorenzo Andreu, en esta ocasión copilotado por su hijo Patrick, desempolvaba su 306 con ganas de conseguir la victoria cosechada el pasado año, y rápidamente se colocaban en cabeza de carrera tras marca el scratch en la primera especial. Tras ellos, a tan sólo un segundo después de casi 15 kilómetros de velocidad, se situaban tres equipos empatados en tiempo, Oscar Fernández/José Galvez, Francisco Molina/Marc Fons y Seb Pérez/Gary Mcelhinney, lo que auguraba una gran lucha para el resto de la jornada, estando los demás competidores a escasos segundos. Molina/Fons atacaban a tope la siguiente especial, adjudicándose el scratch y arrebatando el liderado a los Andreu, que continuaba segundos.

Jaime Martorell y Pep Sans por su parte marcaban aquí un tercer mejor tiempo, que les metía de lleno en la lucha por las plazas de pódium. En el segundo bucle de la mañana eran Pérez/Mcelhinney los que situaban a su Porsche en el primer lugar de la tabla de tiempos, por delante de Molina/Fons que continuaban líderes de la general, con 14 segundos, hasta que en la segunda pasada por el tramo de “Sa Coma”, sufrían una salida de pista que les obligaba a abandonar. Otros que también decían adiós al rally eran Oscar Fernández y Jose Gálvez tras un toque en la segunda pasada por “Andratx-Estellencs”. La primera sección finalizaba con un scratch de Jaime Martorell y Pep Sans, que les permitía ascender hasta la segunda plaza de la general, a tan sólo 4 segundos del liderato que recuperaban Lorenzo y Patrick Andreu. Terceros se situaban los debutantes Alberto Frau y Tomeu Más, que con el Mini N2, sorprendían con sus prestaciones durante la mañana.

Con seis tramos por delante arrancaba la segunda sección, que separaba a los cuatro primeros clasificados en tan sólo 10 segundos. Los Andreu empezaban igual que la mañana, marcando el mejor crono, aunque en esta ocasión la dúo Frau/Mas les empataban en tiempo, demostrando que los tiempos de la mañana no habían sido casualidad. Por su parte Martorell/Sans con un tercer tiempo, se mantenían segundos, aunque por poco tiempo ya que en la siguiente especial los debutantes Frau/Mas con un segundo scratch, conseguían arrebatarles la segunda plaza. El scratch era para los locales Toni Marc Ordinas y Mateu Tomás que se situaban quintos de la general. Los Andreu sólo podían ser novenos, cediendo cinco segundos. El último tramo del primer bucle de la tarde supondría el primer scratch de Alberto Frau y Tomeu Mas, que les aupaba al liderado de la general. El 306 de Lorenzo/Patrick parecía haber perdido algo de ritmo y se veían amenazados por Martorell/Sans, que exprimían al máximo el AX F2000 buscando mejorar su tercera posición provisional.

Con una ventaja de 6 segundos afrontaban Frau/Mas los tres últimos tramos del rallye, pero lejos de dejarse vencer por los lógicos nervios, el dúo solleric consolidaba su posición adjudicándose los tres últimos scratch de la prueba, lo que automáticamente les daba la victoria, en su primera participación. Lorenzo y Patrick Andreu poco podían hacer ante las embestida de los del Mini, y tuvieron que pelear de lo lindo para mantener la segunda plaza, ante unos incisivos Martorell/Sans que no se dieron por vencidos en ningún momento, y que al final se quedaban a tan sólo 2 segundos de del 306, en la tercera posición. Cuarto tras haber realizado una gran jornada se clasificaban Seb Pérez y Gary Mcelhinney, que demostraban su gran ritmo, sobretodo en los tramos de la mañana. Completando el “top five” se encontraban Alex Oliver y Jose Bermúdez, que de nuevo volvían a sacarle el máximo partido el 205 F2000.

Toda la información del Rallye Sol de Ponent

Calendario de Noticias
septiembre 2019
L M X J V S D
« Ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30