Colombofilia

La segunda suelta desde Vilajoyoso con velocidades de vertigo

Se celebro el pasado sábado la segunda suelta desde la península concretamente en Villajoyosa (Alicante) y en esta ocasión el mejor aliado para las aladas mallorquinas fue el fuerte viento de poniente el cual hizo que las palomas, regresasen a sus palomares recorriendo los 300km que separan Villajoyosa con Mallorca en poco menos de 3hrs… Velocidades de vértigo con un resultado global de mas del 80% de llegadas en los 2 días que duro dicho concurso.

Un autentico día para disfrutar de este deporte llamado colombofilia.

  1. C. ARTA

1º Joan Sanso                                   1748mm

2º Joan Terrassa                              1735mm

3º Jaume Cutillas                             1717mm

  1. C. POLLENÇA

1º Tofól Torres                                 1655mm

2º Miguel Salas                                1654mm

3º Miguel Torres                             1627mm

  1. C. LLOSETA

1º Bernat Castor                              1695mm

2º Derby Mallorca                           1679mm

3º Bernat Castor                              1663mm

  1. C. SANTANYI

1º Toni Burguera                             1753mm

2º Bartomeu Adrover                    1723mm

3º Toni Perelló                                 1717mm

  1. C. LA DEPORTIVA

1º Jordi Seguí                                    1584mm

2º Marcos-Pedro-Toni                  1541mm

3º Antonia Jaume                           1506mm

  1. C. MANACOR

1º Jose Capo                                     1799mm

2º Tandem Jordi-Tolo                    1785mm

3º Salvador Vadell                          1783mm

  1. C. BINISSALEM

1º Arnau Salas                                  1732mm

2º Guiem Marti                                1687mm

3º Lluc Llabrés                                  1686mm

  1. C.  INCA

1º Pere A. Buñola                            1658mm

2º Jaume Frontera                          1636mm

3º Sebastià Quetglas                      1530mm

  1. C. PALMESANA

1º Manolo Muñoz                           1700mm

2º Salvador González                    1558mm

3º Sebastià Verger                          1557mm

  1. C. PIL.LARI

1º Biel Sorell                                      1721mm

2º Toni Ribot                                     1720mm

3º Torcuato Vilchez                        1677mm

  1. C. PORRERES

1º Biel Nadal                                     1765mm

2º Miquel A. Gornals                     1735mm

3º Guillem Ferrer                            1706mm

  1. C. LA RAPIDA

1º Joan & Carlos Verger                1652mm

2º Victor Salado                               1648mm

3º Guillermo Amengual                1636mm

Quinta suelta desde Formentera.

El pasado sábado 17 de febrero se efectuó la quinta suelta preparatoria para el Campeonato Regional y del campeonato del Grupo Mallorca de colombofilia desde la vecina isla de Formentera.

Las aladas como viene siendo habitual en estas carreras de corta distancia volvieron a demostrar que ya están preparadas para las próximas sueltas desde la península, concretamente la próxima semana si el tiempo lo permite se celebrara la primera carrera de velocidad. Los primeros puestos volvieron a estar disputados en las diferentes sociedades. Sigue leyendo

Las condiciones meteorológicas obligaron a liberar las palomas en la isla de Ibiza.

Las condiciones meteorológicas  de este pasado fin de semana obligaron a liberar las palomas en la isla de Ibiza al estar cerrado el puerto de Savina en Formentera,  para realizar la tercera suelta de Mensajeras de la temporada.
La suelta y el recorrido de las palomas pudo hacerse en buenas condiciones, volviendo a registrar un buen numero de llegadas en poco menos de 2 horas de vuelo.
C.C.La Deportiva
1°Jordi Seguí                       1161
2°Jose Lladó                       1158
3°Tándem Marcos-Pedro  1154
C.C.Lloseta
1°Toni J. Mahindo                1252
2°Toni J. Mahindo                1251
3°Tándem Sanchez-Vilchez 1246
C.C. Pil.lari
1° Fco Montilla                 1226
2°Pablo Sastre                  1217
3°Torcuato Vilchez           1211
C.C. Porreres
1°Biel Nadal                   1326
2°Biel Nadal                   1320
3°Biel Nadal                   1317
C.C. Llucmajor
1°Jaume Server             1227
2°Joan Jaume               1212
3°Bartolome Creus        1210
C.C.Palmesana
1° Miquel Mir            1200
2°Sebastià Verger    1192
3°Sebastià Verger    1187
C.C. Binissalem
1° Amengual’s        1254
2° Arnau Salas       1219
3° Alex Andonov    1201
C.C. Pollença
1° Tofol Torres        1293
2°Miguel Torres      1210
3°Miguel Salas        1191
C.C.Rapida
1° Juan Verger        1247
2°Gmo Amengual   1206
3°Tomeu Vich         1204

Gran éxito pese a las espectativas motivadas por el cambio de fechas la segunda suelta del campeonato de Formentera

Se ha realizado con gran éxito pese a las espectativas motivadas por el cambio de fechas la segunda suelta del campeonato de Formentera preparatorio para el Campeonato del Grup Mallorca.

Las palomas han respondido con un exito de llegadas pese a que el viento reinante no parecia que les facilitara la carrera a realizar pero su esfuerzo tuvo reconpensa con la llegada masiva de las mismas en poco menos de 2 horas de vuelo sobre el mar mediterráneo lo que ha favorecido la competencia entre los socios de los clubs. Sigue leyendo

Entrevista con… Pablo Suárez (Menorca)

(David) Al igual que hicimos el año pasado, mi amigo Biel Antich y yo aterrizamos en la preciosa isla de Menorca. Allí nos encontramos con Pablo que, con su forma de entender la colombofilia, ha hecho estragos en las islas en la última década. Campeonatos y Subcampeonatos a todos los niveles, Campeón Absoluto de Baleares 2012, Campeón de Fondo de Baleares, Campeón Nacional de Fondo 2012, por nombrar algunos, y siempre practicando una colombofilia muy sólida, sin altibajos y con récords de todo tipo.  Pero si hay algo le distingue es, sobre todo, su forma diferente y fresca de entender este deporte y de transmitirlo a aquellos que le han querido escuchar.

Cabe destacar también de él su gran actividad en las redes sociales, participando en diferentes plataformas, como es el caso de su último blog PLUMA NEGRA (www.plumanegras.blogspot.com) lo que nos indica que estamos en presencia de alguien que traspira colombofilia por todos sus poros. Un auténtico maestro colombófilo.

 

(David) Buenos días Pablo. Antes de empezar con la entrevista, lo primero agradecerte enormemente el volvernos a recibir en tu casa. Un lujo al alcance, estoy seguro, de no muchos afortunados y lo segundo y para romper el hielo una pregunta que viene que ni al pelo después de mi presentación y tu relación con tus escritos… como te gusta decir a ti: “cortita y al pie”.

¿Para cuándo el libro? Jejeje.

Buenos días David y Biel. Gracias por la presentación y sobre todo por vuestra visita. Un gustazo compartir con vosotros estos días.

Vamos al lío. Siempre preferí lo de aprendiz de brujo, define mejor mi forma de entender este juego. Las cimas por coronar no acaban jamás, siempre hay que mirar hacia adelante. Esa es la actitud. ¡Todo está por descubrir!. El pasado, pasado es, de lo contrario acabaríamos regodeándonos en aquel momento, que acaba convirtiéndose en eso, en un bonito recuerdo. No me vale. Cada año se aprende algo más, o nos sirve para recordar algo que imperceptiblemente habíamos olvidado y que tan buenos resultados nos dio en el pasado. Esto de la colombofilia es un constante juego de ensayo/error, de corregir y enderezar rumbos, por eso uno puede llegar a practicarla toda la vida.

Con respecto al libro. Es un proyecto que lleva años ahí, en la sección de tareas pendientes. Y éste es un buen momento. Tengo una idea bastante aproximada de cómo sería la criatura. Ahora sólo hay que encontrar las ganas y el tiempo para modular todo eso. Ya veremos.

 

(David) Vamos al lío. La primera pregunta surge por sí misma y toca preguntarte por tus comienzos en la colombofilia y tus primeros pasos en esta afición. Háblanos un poco de ello, ¿cómo empezaste?… ¿cómo te aficionaste a las mensajeras?.

¿Cómo comenzó todo? Mis tiernos comienzos colombófilos se sitúan en el año 1985 en la isla de Fuerteventura. Lo recuerdo con un enorme cariño. La mensajera me entró en vena desde el primer instante. Siendo un crio, los chavales capturaban las palomas perdidas en concurso, exhaustas, hambrientas y “secas”. Lo hacían en muelles, urbanizaciones. No importaba el lugar. Era un verdadero arte. El arte de “robar palomas”. Ni más ni menos que la cultura de los chiquillos, la verdadera cantera colombófila de aquella época que hoy tanto encuentro a faltar.

Todos teníamos nuestro lazo y un poco de “millo” en el bolsillo. Recuerdo la primera que capturé. Una hembra pinta de 1983. Sé que estaba mal, pero soy consciente de ello ahora. En el mundo de los sueños, cuando eres un chaval, todo vale. Preciosos recuerdos.

El primer palomar me lo hizo mi padre aprovechando el encuentro de dos paredes, y poco a poco lo fui llenando. El primer pichón que anillé del que conservo fotografías y el imborrable momento de su nacimiento. Estuve horas pendiente de cómo rompía el cascarón. Mis primeras sueltas amateurs, los vuelos por casa. Todo era, simplemente, mágico.

Nunca olvidaré aquellas primeras “carreras”. El amigo que me metió el gusanillo, Pepe, se llevaba un par de palomas mías la noche anterior, y yo hacía lo propio con las suyas, y con los enormes teléfonos de la época, cronómetro en mano, y nuestros ojos clavados en el cielo, nos comunicábamos entre rápidas carreras entre el palomar y el centro de operaciones. Eran distancias mínimas, no más de 6 kilómetros. Fue sin duda la antesala de todo lo que vino después.

Cuando destinaron a mi padre fuera de la isla, tuve que dejar con tristeza todo aquello, pero se me quedó grabado a fuego. Años después, sin tener contacto alguno con este mundo, recuerdo algún verano acostado en la tumbona de casa a pie de piscina releyendo una y otra vez lo poco que de colombofilia había podido encontrar. Aquel maravilloso 101 métodos en colombofilia de Jules Gallez fue mi Biblia. Hoy con más de 30 años aún lo conservo como un tesoro. Estaba verdaderamente enamorado de las palomas de carreras.

En el año 2002, por fin pude retomar aquel sueño de la niñez, y aunque debo decir que los resultados han sido impresionantes, las sensaciones nunca más fueron como las de aquellos inolvidables años en Fuerte. ¿Será que idolatramos los recuerdos?. No lo sé. Sigo buscando aquellos sueños, aquella sensación de libertad que un día tuve. Cuando eres un crío lo idealizas todo. Transcurren los años, creces y te acabas dando cuenta que todo sucede por alguna razón.

 

(David)  Cuéntanos un poco, sin decirnos tus secretos jejeje, tu manera de proceder con tus palomas. ¿Cuál es tu sistema de vuelo, que tipo de alimentación suministras…?

¡Sí hay secretos!. Conocimiento, trabajo y mucha pasión (actitud). Creedme, funciona. De hecho, que os voy a contar yo a vosotros que no sepáis ya.

Todos estos años, dentro de mis posibilidades, he echado algún que otro cable a colombófilos de diferentes provincias. Ellos podrían dar fe de que no existen secretos como tales.

Leí hace poco sobre una supuesta fórmula del Talento. De ella se desprendía que el 80% del éxito corresponde a la ACTITUD. ¿Por qué crees que muchas veces en nuestro mundo nos sorprenden colombófilos noveles?. Esa energía bien canalizada hace estragos. Con el tiempo se va apagando.

En mi opinión, es bueno conocer, profundizar, aglutinar toda la información posible, y probar todos los sistemas conocidos. Atrevernos a innovar. Todo ello nos hace mejores, pero también es importante no tocar aquello que funciona y se adapta a ti. Aunque nada es para siempre.

En mis comienzos, el sistema al natural era el más empleado por aquella época y no fui una excepción, y me dejé llevar. Hay que probarlo todo. Con el devenir de los años y porque las propias circunstancias me llevaron a ello, acabé con el sistema actual, que no es ni más ni menos que volar los sexos separados. No crían ni hacen posturas al principio, y de hecho comienzan la campaña todos juntos con los nidos tapados. En un momento adecuado para mí, separo los sexos, ellos en nidos, ellas en perchas.

A partir de aquí se ven siempre a la llegada y a veces y depende del año también a la salida.

Con el tiempo lo he ido afinando y me siento muy cómodo con él. Conozco sus límites, sus comodines. Lo ideal sería acabar al natural pero para ello haría falta tiempo en el calendario e información de la que sólo algunos pocos disponen. O Simplemente ir a menos sueltas.

Hace unos días con motivo de esta entrevista estuve releyendo otra que me realizaron hace 7 años. Y es muy interesante observar los cambios en mis opiniones. El tronco sigue siendo el mismo, pero hay matices. ¡Eso es la colombofilia!

Para estar arriba siempre, uno debe reinventarse y evolucionar. Disponer de recursos, poseer una visión global y adaptarse a los cambios.

Son algunos los que una vez fueron, y hoy ya no son. No sirve simplemente repetir lo que uno hizo la temporada que le fue bien, porque no funciona exactamente así.

Para mí es absolutamente innegociable el vuelo en el palomar. Son atletas y como tal las trato. Mucho menos importante son las sueltas de entrenamiento hoy en día (la presión rapaz tiene mucho que ver con ello). Hay un mínimo que hay que respetar, pero lo que les da “alas” es ese poso de fondo adquirido en casa “picando mucha piedra”. Una vez comenzada la temporada, las palomas van mucho a la cesta.

Las mensajeras regresan por calidad y por preparación y no porque estén en tal o cual postura. Esto último debe verse como la guinda del pastel, pero sin lo anterior no hay milagros. Me he zampado pasteles deliciosos y no había guindas por ningún lado. Los que opinen lo contrario tienen un serio problema de concepto.

No discuto que cualquier paloma te rebate lo que estoy afirmando y te pinta la cara, pero lo hace una, no todo el palomar. Yo no preparo a una sola paloma, las preparo a todas como equipo.

Hay que insistir en el hecho de poner a la paloma en el aire, a partir de ahí puede aparecer la magia. Vuelvo a lo mismo, hay que equivocarse, yo lo hago cada año, y extraer conclusiones de ello. Lo malo, y eso lo observo a menudo, es que al finalizar la campaña el colombófilo no hace análisis inteligentes y por lo general no tiene ni la más remota idea de lo que falló, de ahí que a menudo se vuelvan a cometer los mismos errores la temporada siguiente. Como bien decía George Santayana “aquellos que no aprenden de la historia están condenados a repetirla”.

Es en esa capacidad de análisis donde más debemos incidir para reforzar nuestras posibilidades de éxito en el futuro. Y en realidad lo que se desprende de ese análisis, no es ni más ni menos que: ¡GANAS DE MEJORAR!.

Uno de los mayores errores que cometemos tiene su origen en la alimentación de las palomas. Y ello condiciona todo lo que viene detrás. Desde escoger la mezcla, los gramos que les suministramos, las veces que les damos de comer y cuando lo hacemos. Aplicable a la competición, a la reproducción, etc. Sin un buen palomar bien diseñado y sin una buena alimentación, no es posible desarrollar una colombofilia de éxito. Esos pilares son fundamentales.

Para que un equipo vuele correctamente hay que meterle gasolina, y lo que yo veo es mucha obsesión por no suministrársela, o hacerlo a destiempo. No, no les entiendo. Jamás me ha engordado una paloma. Sin gasolina no hay vuelo, sin vuelo, no hay horas de vuelo extra en carrera, etc, etc…

¿Cómo conseguir ese preciado vuelo?. Hay que sentar unas bases previamente, de lo contrario no disfrutaremos de esa magia. No es una cuestión de tiempo, sino de saber qué estás haciendo y porqué lo haces. Sólo así podría aparecer.

La esencia colombófila no ha cambiado tanto en los últimos cincuenta años. Este juego sigue consistiendo en lo mismo. Preparar unas palomas, soltarlas desde un pueblo cualquiera y que éstas traten de regresar a casa. Obviamente se ha visto alterada en sus planes de vuelos, en sus velocidades, nuestros mejorados botiquines, nuevos recursos, el transporte, la tecnología aplicada a los partes meteorológicos, etc…, pero de lo que adolecemos en esta época que nos ha tocado vivir, como consecuencia del desarrollo de la industria colombófila, es de un conocimiento más profundo de lo granos (alimentación). Sus beneficios, su composición, sus proporciones. Son muchos (la mayoría) los que simplemente adquieren las mezclas ya hechas. No digo que esté mal, pues a buen seguro resulta más cómodo, pero sin duda nos hace más completos ser conocedores y profundizar en nuestras propias mezclas. En ese tipo de detalles los colombófilos de antes por pura necesidad eran bilingües, sabían latín y griego al mismo tiempo.

Hay muchos sistemas, muchas formas de preparar, alimentar y de tener éxito con las palomas. Y no todas se adaptan a la misma persona, pero hay una variable que es igual en todos los lugares del mundo: La SELECCIÓN.

Por eso llevo muchos años yéndome, consciente de sus riesgos, a la isla vecina a cribar pichones. Las he tenido de todos los colores, pero os puedo asegurar que este tipo de sueltas, bien hechas, sólo dejan buenas palomas.

Además, aprovecho la visita para cenar rodeado de amigos y charlar hasta altas horas de la madrugada de lo que nos apasiona. Mis “Mallorcas a pelo” son ya una cita ineludible en el calendario deportivo. Eso también es colombofilia.

Seleccionar se me antoja clave. Puedes hacerlo en tu misma isla (zona), pero hay que pasar el cepillo muchas veces. Sin buenos animales no se producen los milagros.

(Biel) A día de hoy, tanto David como yo conocemos que has creado una dinastía, una línea propia de palomas capaces de hacerse ver cuando las cosas se complican pero, ¿cuáles han sido tus orígenes?, ¿sobre qué líneas has trabajado?.

Sería muy denso desarrollarlo aquí. He tratado todos estos años de darle forma, y en ello sigo.

Al efecto recuerdo una anécdota de un compañero allá por el año 2003 en mi primera temporada de vuelo. Inocentemente y más aún en aquella colombofilia, mucho más ruda que la actual, le revelé sin tapujos mi sueño colombófilo. No hay que olvidar que yo estaba dando mis primeros pasos, pero mis ojos desbordaban ilusión. Me atrevía con todo sin medir mis palabras. Mi anhelo era conseguir una línea de palomas reconocida y de gran éxito, algo de lo que sentirse orgulloso.

Puestos a soñar, soñar con algo grande, ¿no?. La respuesta fue una socarrona sonrisa y un no poco alentador no lo conseguirás. Aquí no Pablo, remató. Han transcurrido quince años de aquella conversación, y afortunadamente el tiempo me dio la razón. Hoy tengo lo que anhelaba, pero adolezco de aquella ilusión por conseguir cosas. ¡Que puñetera es la vida!.

En mis palomas hay una base “Bricoux” innegable, palomas que llevan en la isla casi 40 años. El rugido de los antepasados es una buena base donde construir un imperio. A partir de ahí, martillo y cincel, e incorporaciones fundamentales como la Rodada de Carlos, bautizada así en honor al maestro, Carlos Márquez Prats, del que guardo un extraordinario recuerdo. Soy dado a banalizar conceptos como el de maestro, pero Carlos fue fuente de inspiración y conocimiento. Me ayudó y me hizo ver que más allá del árbol había un puñetero bosque. Pasé momentos inolvidables con él. En cierto modo fui un alumno aventajado. Con su particular vehemencia siempre me decía: Tú hubieras llegado sin mi ayuda. Le sorprendían lo aplastante de mis resultados y lo rápido que llegaron, pero yo en aquella época estaba preparado para escuchar. A partir de ahí, tras cualquier colombófilo hay una personalidad diferente, mil y un grises para manejar una misma situación.

Volviendo a lo de la línea de palomas. Lo fácil sería poseer un cultivo de “marcas al uso”, Bruggerman, Hagens, Polder, etc…, reproducir lo que otro ya dio forma, pero no, no, eso no va conmigo. Siempre respeté a aquellos viejos colombófilos a los que tras una visita y su correspondiente despedida uno podía concluir que el anfitrión había realizado un maravilloso trabajo. El objetivo a largo plazo es siempre construir algo propio.

Sé que no he llegado a dónde quiero, soy muy consciente de ello… pero estoy más cerca de alcanzarlo. Para crear algo relevante hacen falta dos variables: Resultados en el tiempo y tiempo para consolidarlo. Tras eso, esparcir la semilla. Seguimos ahí. Con esa fórmula, es probable que mis palomas vuelen en palomares años después de yo haberlo dejado. Sería un verdadero orgullo.

Mi línea está basada en palomas que son capaces de regresar en sueltas de menos del 15-20%(incluso menos) de llegadas y hacerlo al menos dos o tres veces. Eso demuestra pocas casualidades, y si mucho carácter y resistencia. Todo el cuadro reproductor está regado de ese tipo de palomas. Si uno acentúa eso, esos animales, por lo general, funcionan muy bien allá donde se prueben, como sin duda viene sucediendo.

Basar la reproducción en el vuelo. No hay más. Cuanto más exigente sea uno en esa labor, más frutos obtendrá.

En la reproducción, al igual que en el vuelo, tengo mi sello propio. Soy de los que tiene prisa. ¿Por qué afirmo esto? Obviamente al aparejar un macho y una hembra pueden suceder mil cosas. Existen millones de combinaciones posibles, pero en otros mundos en los que el hombre interactúa y trabaja con animales, entiéndase la hípica, la cría de perros, vacas etc… hay ejemplares que transmiten, y es con ellos con los que se concentra la reproducción para mejorar la especie. He aquí con una gran laguna la que padecemos en colombofilia. Criamos y probamos con todo por igual.

Pongámonos en situación. Supongamos que tenemos un gran macho del que sabemos que ofrece buena descendencia con hembras diferentes. De acuerdo. Es, sin duda, nuestro mejor macho. ¿Cuantos pichones y con cuántas hembras lo aparejamos el año pasado?. En muchos casos la respuesta es, como a la mayoría de los integrantes del palomar.

Mis mejores machos o hembras sólo suben la última ronda de pichones. En una constante búsqueda por moldear mejores animales cambio de parejas varias veces al año. ¿Que esto lleva mucho trabajo? Naturalmente que sí, pero también mucha información. No soy paciente ni pretendo serlo, tengo mucha prisa.

Sebastián, Úrsula fueron fruto de una sola nidada, y Morgana (otra medio hermana) lo mismo. Y volaron los tres casi 900km. Ello me sirvió la temporada siguiente para formalizar el enlace. Este año otros tres hermanos han volado la misma distancia. Ese es el camino. Hay que abrir las puertas que llevan premio.

 

(David) Pero, aparte de esa tenacidad y fuerza de voluntad para volver a casa, ¿buscas algo determinado en una mensajera?. Me refiero más a bien a cómo debe de ser una paloma en la mano desde tu punto de vista.

Tras unos años tallando mucha madera, sí que he llegado a unas cuantas conclusiones, y siempre teniendo en cuenta que hablamos de palomas de gran fondo, de esas que pueden volar todo el día. Pero, igual que te digo esto David, también te digo que podría reproducir todas esas características en modo laboratorio y presentarte un cuadro reproductor excelso reuniendo todas ellas en él, pero del todo inservible. No sé si me explico. No, no nos podemos alejar jamás de la cesta.

A mí me entusiasman las palomas que noten menos el cansancio que otras, las “keniatas”, las que puedan volar más que el resto, las que puedan encontrar su casa a pesar de las dificultades, y obviamente cuanto mayor sea su capacidad de vuelo mayores posibilidades de éxito.

No entraré en los calificativos de feo o bonito, eso se lo dejo a otros. La que me lo demuestra se le abren de par en par las puertas del Olimpo. Mi concepto de belleza está abrigado por otras situaciones.

Y tallando y tallando llegas a un denominador común y a conclusiones tales como:

– Son palomas tirando a pequeñas, a lo sumo medianas, jamás grandes. No pesan nada (obligado) y el equilibrio en ellas suele ser patente. Por lo general a más distancia te diría que pierden en belleza, al menos la que el gran público entiende como tal.

– Son palomas con horquillas cerradas, o por lo menos con huesecillos muy fuertes en el peor de los casos.

– Con respecto al ala, mejor bien ventiladas, pero aquí sí que he visto bastantes excepciones. Prefiero un tipo de musculatura pero tampoco eso se aprecia en todas.

– Las trasalas no suelen ser muy grandes, más bien lo contrario, aunque si noto cierta evolución en casa los últimos años. A muchas de ellas puedes sentir sus quillas… nada de palomas “perita”. Como decía un canario: “las quillas vuelan millas”, o algo así. La paloma te debe dar la sensación de hueso fuerte, pero nada pesada.

– De ojos, colores, auscultaciones pulmonares, etc… nada de nada. Sí que observo cada vez menos aquel ojo tipo amarillo o anaranjado, pero no sólo en mi palomar sino en general. No sé a qué es debido. Quizá la teoría del ojo hizo mucho daño. Ni idea.

– Y lo más importante, y esto sólo se ve a toro pasado, tienen un corazón y voluntad enormes.

Lo que sí tengo asumido es que hay palomas que en las manos te transmiten “algo especial”, algo bueno, y no suele fallar, y de esas hay muy muy pocas. Lo sabes por experiencia, porque la mano posee una memoria histórica que te habla sin hacerlo, sin palabras. Aunque ese tipo de situaciones extraordinarias sólo cobran sentido en mi casa, dónde uno es conocedor del material que maneja.

De todos modos, me resulta más sencillo atreverme a señalar que animal no lo hará casi seguro que lo contrario. Casi imposible atinar cuál será la buena. Me acercaré en mis predicciones, pero nada más.

Todo esto es a toro pasado. Tras años cribando mucho, pero llega un momento en el que todo lo que crías, es como he descrito, por lo que no tiene mucha o ninguna importancia en un palomar trabajado como el mío. Así que sólo me queda prepararlas cada año y lo de siempre, selección y más selección. Cesta y más cesta.

Descartar es más fácil porque lo he visto en casa. Yo no selecciono “a la mano” sino “a la cesta”, y en mis instalaciones se aprecia una clara evolución a lo largo de los años. Observas que ha ido desapareciendo y lo que se ha ido imponiendo. Como te digo, hoy es una tarea más sencilla que ayer.

Tened en cuenta que cuando hablamos de cesta como concepto, no sólo es volar, se entiende que estas palomas deben aguantar una temporada muy intensa y dormir en ella una media de 20/25 noches en sólo 14 semanas. No todas sirven para ese oficio. En la península muchas sueltas consisten en enjaular hoy para soltar mañana, por eso algunos piensan por esos lares que es hasta beneficiosa. Nada más lejos de la realidad por aquí. Es una trituradora de palomas a largo plazo. Y eso también se selecciona.

 

 

(David) Supongo que cuando te refieres a que seleccionas con la cesta y no con la mano es que nunca sacrificas animales sin darles cesta, ¿verdad?.

No, no jamás. No podría. Primero, y por encima de todo, por convicción, y segundo porque soy incapaz. Soy un caníbal con corazón.

Seleccionar a la mano me parece un pésimo sistema, y eso a pesar de que hoy podría hacerlo con mayores probabilidades de éxito que en el pasado, pero me equivocaría seguro. Tan sólo lo vería con buenos ojos, como “parche” a un problema puntual sin solución

Para mi seleccionar a la mano es como querer cerrar los ojos y obviar todo lo que la colombofilia significa. A estos magníficos animales se les debe dar las mismas oportunidades. Las notas a final de curso.

Aquellos que seleccionan a la mano nunca se equivocan de ese modo, como gustan afirmar. La realidad es que no lo saben, pero yerran de cabo a rabo. He visto muchos animales excepcionales que no hablaban al tacto.

Además, viendo por ti mismo el resultado que va dejando la cesta nos hace mejores colombófilos. Hay un proceso para todo.

Naturalmente que podría seleccionar a la mano. Tengo criterio propio, experiencia y te podría indicar cual si cual no, pero en ese instante sería el comienzo del fin.

Tengo muy claro porque las cosas funcionan. Si fueran animales de exposición sería muy distinto, pero en nuestro mundo el corazón y la cabeza son dos armas poderosísimas.

 

(Biel) Sabemos que eres padre de una preciosidad de niña, y la siguiente pregunta va en relación a ello. ¿El ser padre ha condicionado o te ha influido en la manera de practicar la colombofilia o la colombofilia ha moldeado tu manera de ser padre?

Ser padre te cambia a todos los niveles Biel, que te voy a contar yo a ti que tú no sepas, jajaja.

Uno no está preparado ni imagina lo que se le viene encima. Es, sin duda alguna, la mayor experiencia de mi vida, y lógicamente, sufres una enorme metamorfosis a todos los niveles. Época de grandes cambios.

En lo colombófilo, por muy drogadictos que seamos de las plumas, las palomas pasan a un segundo plano. Primero, porque tus energías y tiempo sólo tienen un dueño, ELLA. Y por otro lado, porque lo relativizas todo. Competitivamente ser padre te hace más débil, jajaja.. pero,….¡que viva la debilidad!.

(David) ¿Cuál ha sido la peor metedura que has cometido compitiendo?.

No sabría decirte. He tenido mucha suerte en ese sentido, pero si te soy sincero mi mayor metedura de pata fue siempre no saber parar a tiempo. Este año es un buen ejemplo de ello. Tras el virus lo inteligente hubiera sido parar, pero el corazón muchas veces pasa a tomar los mandos. Y eso que no tenía en mi calendario personal contemplado volar la última suelta en ningún momento, pero una cosa conduce a otra,… lo mejor es no salirnos del guion que teníamos trazado a principios de año.

En ocasiones no hay margen para el error, y fallamos. En esas circunstancias ser uno de l­os que decide cuando se suelta o si conviene retrasar la suelta, genera un bonus que no sale en las clasificaciones pero que vale su peso en oro. La información es poder y nunca mejor dicho.

Tras el virus, mi única opción hubiera sido ponerlas al natural pero no había tiempo para ello, bueno en realidad si lo hubo, sólo que no todos los supimos. Esto es algo que no va a dejar de suceder pero que tiene más importancia de lo que la gente se cree. Son detalles en los que cuando empecé en este mundillo jamás habría reparado en su importancia.

Sí, mis mayores meteduras de pata vienen relacionadas con la búsqueda de los límites y las aristas. Pedirle un poco más a esa paloma que ya te lo ha dado todo. Una mala gestión de los descansos resulta peligrosísima, pero te puedo asegurar que se aprende mucho de esas “cagadas”.

En muchas entrevistas siempre leo al entrevistado dar la misma respuesta cuando se le cuestiona que le aconsejaría a los que empiezan. Al colombófilo novel se les graba a fuego, paciencia, poco a poco, pararse en determinadas distancias, no ir muy deprisa, etc.

Personalmente detesto ese tipo de respuestas/recomendaciones, de hecho a mis afines les aconsejo todo lo contrario. Hay que aprender a equivocarse, hay que aprender de ello. Esos consejos relatados anteriormente son para gente con resultados y colombófilos curtidos en mil batallas, no para el que empieza. Y puedo asegurar que a todo aquel que me ha escuchado, lo ha visto con sus propios ojos.

Por último, me gustaría matizar un extremo sobre el que a veces hay dudas. ¿Soy un tipo competitivo? Absolutamente sí. Desmesuradamente competitivo, añadiría. Lo llevo en la sangre, pero por encima de ello soy un SELECCIONADOR nato. Mi leitmotiv vital, en cuanto a colombofilia se refiere, tiene por objeto SELECCIONAR. Soy capaz de hipotecar brillantes temporadas por esa búsqueda. Eso puede llevarte a perder campeonatos, pero a largo plazo construyes animales más fuertes que los de tus rivales. Y esto último, es un hecho sin discusión.

 

(Biel) Si estuvieras en situación de volver a empezar, ¿qué harías o no harías?.

¿No volver a empezar?, jajaja…es broma.

A ver, hay que equivocarse, si volviera a empezar sin saber lo que hoy sé, muy probablemente haría lo mismo, hay que pasar por un proceso de maduración en cualquier aprendizaje. No es más sabio el que menos se equivoca sino quien más aprende de los errores.

Si supiera lo que sé hoy, jajaja…eso es otro cantar. Aplicaría mi experiencia y todo sería mucho más fácil. Desde la construcción del palomar, hasta la adquisición de las palomas. Es algo que se me ha pasado alguna vez por la cabeza, volver a empezar desde CERO. Sería un gran estímulo para mí. Hoy en día mis conocimientos y mi forma de prepararlas, mi ojo fruto de muchas batallas, me permiten muchas más licencias que en el pasado.

A la hora de volver a “sembrar”, a buen seguro hoy sabría que simientes escoger. A partir de ahí, mi gran aliada la selección y la criba me orientaría en mi nueva etapa.

Qué no haría si volviera a empezar me parece mucho más interesante. No leería nada o casi nada en internet. De ahí se puede obtener buena información, pero está tan enredada y escondida en tal maraña de cosas inservibles que acaban desvirtuándolo todo.

Me he pasado años “comiéndome” mil artículos y opiniones por la red. No merece la pena.

Estuve quince años entrando varias veces al día en el foro de Márquez, que fue revolucionario en la forma de reunir a la masa colombófila nacional en una misma sala, aunque ésta fuera virtual.

Hace más de un mes entré por última vez, antes de eso muy pocas veces, y me he propuesto no volver a hacerlo. Demasiada energía malgastada.

Los foros para los “novatos” están muy bien porque en esa fase estamos ávidos de rodearnos de gente que les guste lo mismo que a nosotros, pero quemada esa etapa, hay que pasar página.

Los libros, manuales, revistas especializadas y demás son muy recomendables para hacerte una idea, hacernos preguntas, y dotarnos de una cultura general colombófila necesaria, pero lo que realmente nos hará entender este juego sucede siempre en casa. Hay que abrir los ojos y preguntar mucho, y bien.

En ese periodo somos muy vulnerables, muy influenciables. Los primeros pasos son peligrosos, aquí estamos en manos de la habilidad personal de cada uno para rodearnos de los que realmente saben. La colombofilia no deja de ser parte de la vida misma, y los hay que percibes inmediatamente que poseen esa mentalidad, inteligencia y habilidad necesarias para triunfar, y otros a los que les va a costar algo más de tiempo, pero la colombofilia da cabida a todo el mundo.

El acabar satisfecho o no en una temporada sólo nos corresponde a nosotros mismos. En el momento en el que esa satisfacción recaiga sobre los demás, hemos empezado a perder la batalla.

 

(Biel) ¿Te has encontrado con personas que, conscientes de tus buenos resultados, se hayan acercado a ti de una manera falsa, únicamente por el interés de aprender tus métodos y obtener mejores resultados?

Hombre no llevaría las cosas tan lejos, ni sabría decir si de una manera falsa, como dices. Vuelvo a lo de antes, la colombofilia es como la vida, un reflejo de la misma. Todos de una forma u otra nos movemos por un cierto interés en algún momento ¿no?.

¿Qué sentido tendría acercarse a mi si no es por el querer conocer o saciar su apetito y curiosidad?.

Lo importante, no es que haya un interés ambicioso, malicioso, o de la naturaleza que sea, sino conocer si hay una buena persona tras él. Que haya algo más que ese interés, o simplemente cierta afinidad con ellos. Si después de rascar, sólo había eso, pues vaya…pero ya me cuido yo de no caer en determinadas situaciones. A muchos en el primer contacto ya les calo, otros me la colaron a mí, jajaja.

De todos modos, en colombofilia merece la pena toda la falsedad con la que me encontrado sólo por haber conocido a un buen ramillete de mirlos blancos, personas que sí merecen la pena. Como la vida misma Biel.

 

(David) ¿Cómo ves la colombofilia en Baleares?

Eché raíces en esto en el año 2002. Hoy tengo una medida más ajustada, más conocimiento de causa para juzgar según que aspectos y atreverme a dar una respuesta. Como todo, hay que “mamarlo” para llegar a entenderlo.

Cuanto aterrizas en este mundo no te enteras de casi nada. Recibes una brutal explosión de información en muy poco tiempo. Con cada respuesta que te ofrecen, vas abriendo los ojos un poco más, queriendo o sin querer, vas despertando y descifrando el cuándo, el dónde, el cómo y sobre todo el porqué de todo el entramado de nudos colombófilos.

La colombofilia española y por ende la Balear está herida de muerte, lleva agonizando mucho tiempo. Con el devenir de los años evolucionará a otra cosa, no sé en qué se convertirá ni cómo ni cuándo lo hará. Lo único cierto es que lo que la sustenta todavía son sus aficionados y éstos o van pereciendo, o lo van dejando por mil causas diferentes. El problema de raíz es que no hay nuevas incorporaciones, y las causas son tantas que no habría papel suficiente para enumerarlas.

Soy de los que opina que hay que potenciar “la cantera” pero lo más importante es cuidar a los que ya están entre nosotros. Y eso no se hace, no sé si alguna vez se hizo.

A nivel Balear la colombofilia ha sufrido una mayúscula metamorfosis, inimaginable por colombófilos que fallecieron tan sólo hace unos pocos lustros.

Siguen existiendo los tres escalones de dificultad entre las tres islas. Observo una marcada evolución en todas ellas pero su status quo se ha visto alterado.

En Ibiza se aprecia un notable retroceso en lo deportivo, al menos en lo que a los grandes fondos se refiere. Esto último sin discusión.

Recuerdo aquellos primeros años del 2000 pendiente de los ibicencos, siguiéndoles con verdadera admiración. Ellos abanderaban nuestra colombofilia.

¿Qué lo tienen más fácil? Naturalmente que sí, eso ya lo sabemos, pero aquellos colombófilos volaban Lisboas, no había miedo, yo personalmente les idolatraba. Podían disfrutar de la colombofilia y todo tenía una cierta coherencia.

En Menorca, lógicamente les observábamos desde la distancia con sana admiración y mucha frustración. (Hay que entender nuestra colombofilia de la época, la de toda la vida).

Por aquellos años nuestro calendario iluminaba un sólo gran fondo y difícilmente podíamos marcar en el día dónde llegaban a lo sumo dos o tres palomas de nuestra prueba reina. Aquello se ha transformado en una colombofilia de referencia. Sin ir más lejos este año hemos volado 5 sueltas por encima de los 650 km. Ninguna isla en el Mediterráneo puede presumir de eso.

En la actualidad, mi percepción sobre la colombofilia ibicenca se ha visto modificada por completo. Hoy vuelan un pírrico gran fondo de poco más de 600km… y todavía se pueden dar el lujo de hacerlo en meses donde mallorquines y menorquines nos resulta impensable. Mucho miedo y muy poca cintura, siempre hablando en términos de Gran fondo.

De todos modos, entiendo que ésta es sólo mi apreciación y los ibicencos deben estar cómodos y la mar de contentos con la colombofilia que practican, así que poco o nada más que añadir.

La evolución en Mallorca es evidente, más en sintonía con los menorquines, pero con enormes carencias en el transporte, una mentalidad no acorde con los nuevos tiempos y otras situaciones que en mi opinión deberían mejorar, porque lo tienen TODO para disfrutar de una colombofilia potente, pero o no quieren verlo, no les dejan o simplemente “son sus puñeteros asuntos”, como un mallorquín algo avestruz me comentó en una ocasión.

Así que tienen lo que quieren. Aunque esa no es mi percepción, yo sí observo un movimiento por cambiar las cosas. El tiempo dirá.

 

(Biel) Jajaja aunque sean “nuestros puñeteros asuntos”, como es lógico, a mí personalmente y supongo que a David le pasará lo mismo, me gustaría escuchar algo más sobre tu punto de vista sobre Mallorca. Veo vuestra colombofilia con cierta envidia por lo que, ¿podrías extenderte un poco más en como ves la colombofilia en MALLORCA en comparación con la de MENORCA?

La colombofilia mallorquina tiene ciertas similitudes con la menorquina en lo sucedido los últimos años.

Recuerdo no hace mucho tiempo la llegada de los grandes fondos mallorquines. Llegaban obviamente más palomas que en Menorca, pero eran grandes fondos dificilísimos, muy duros. Badajoz, Castuera, etc. Eran pocos los elegidos que marcaban de esas distancias.

Las mejoras en la previsión meteorológica, la obsesiva búsqueda del viento a favor, y porque no decirlo, la asistencia de veterinarios, quizá mayor información en el colectivo ha redundado en que por ejemplo vuestro Marbella sea una suelta “asequible”, y para nada comparable con aquellos temibles Badajoz, Castuera, etc…

Ayamonte ha sustituido a aquellas duras sueltas de antaño.Pero no estáis preparados para ese tipo de sueltas porque en el resto de la temporada NO hay una selección acorde para ese tipo de citas.

Personalmente vuestro Marbella, que tengo muy estudiado desde hace años y viendo en general vuestros % de recepción, es una suelta de las que tenemos en Menorca mínimo tres o cuatro cada año, incluso cinco como la pasada temporada. No, no asusta. Vuestros Marbellas de hoy no son los Badajoz de antaño.

Por vuestra situación geográfica, el tamaño de vuestra isla, la majestuosa sierra de Tramontana, el número de colombófilos, puedo decir que a vuestro plan de vuelo le falta sustancia y ganas de hacer cosas nuevas.

¿Cómo es posible que en Menorca teniéndolo más complicado en todos los sentidos disfrutemos de un plan de vuelo con hasta cuatro grandes fondos?. Este año cinco.

Mi opinión es que la primera piedra sobra la que edificar una nueva colombofilia reside en adquirir más camiones, remolques, en definitiva, mayor capacidad de transporte. A partir de ahí se pueden generar grandes cambios. Las palomas no son gallinas deben ir cómodas. Hay mucho trabajo de mucha gente reunido en esas cestas.

Te diría que falta cambiar la mentalidad, pero eso no lo arreglaremos en dos días, pero naturalmente que se puede cambiar. De hecho, en Menorca ese nuevo traje parecía un imposible como sucede con vosotros, y mira que bien le quedó al sastre.

Menorca por sus circunstancias ha estado a la cola de la colombofilia balear casi siempre. Hoy somos la referencia porque se fijaron las bases para que ello sucediera.

Nuestro mayor problema, dada nuestra situación geográfica, era poner la paloma en el aire, para ello, adquirir un camión y no depender de nadie y poder hacer Incas cada semana fue la base de todo lo que después vino. Ahondando en la misma idea, en Menorca siempre hubo dos clubs ubicados en los dos extremos de la isla, Ciudadela y Mahón. Cada uno de ellos con sus momentos dominadores a lo largo de nuestra historia colombófila. Hoy Ciudadela, que no quiso o supo ponerse ese nuevo traje está nadando entre dos aguas, en aquella colombofilia de antaño y en parte disfrutando de la actual, pero la diferencia entre ambos clubs es en la actualidad enorme. Ello demuestra que incluso en la misma isla se obtienen resultados diametralmente opuestos haciendo las cosas de un modo u otro. Aplicable dónde tú quieras.

Al principio fuimos dos colombófilos en mi club los que apostamos por arriesgar las palomas cada semana. Un año más tarde otros iban atreviéndose, hoy es una constante. La gente mueve las palomas una barbaridad y eso ha dado grandes frutos. Cambió todo lo que parecía un sueño imposible.

Tras eso, nos atrevimos, aunque costó muchísimo romper esa rígida mentalidad de algunos, a colocar en lugar de un Baza (650km) en el calendario, poner dos, y luego tres, y este año ya hemos volado tres bazas (650km), un Almuñecar (770km) y un Marbella(880km).

Hoy nadie se atrevería a volver a lo de antes. Los mismos que se oponían con todas sus fuerzas, hoy disfrutan como enanos. ¿Qué curioso no?. Hay que tener una mentalidad abierta a mejorar.

Todo esto suena a música celestial, aunque nadie se engañe, sigue habiendo grandes dificultades para marcar, pero hay un grupo de colombófilos que se ha asentado muy bien en esa dinámica y eso ha elevado al Club La Mensajera Mahonesa, en mi humilde opinión, a club de referencia en las islas.

Por cierto, un detalle, el sexto clasificado en mi club se han proclamado Subcampeones Absolutos de Baleares, una señal inequívoca del nivel actual.

De todos modos, la pregunta os la debería formular yo, si nosotros podemos, ¿por qué no vosotros?.

Desde la cercanía que nos separa, sólo veo Ayamonte como una suelta realmente dificilísima. El resto son sueltas de una dificultad media (en términos marítimos) que seleccionan poco. Si invertís más en sueltas de ese tipo, si permitís poder repetir más la paloma al principio de temporada, acabaréis por mejorar en ese sentido. Lo tengo claro.

Por cierto, mientras Ayamonte sea la última suelta del año, el resultado final siempre será muy parecido. Eso va a ser dificilísimo cambiarlo. En esas distancias las palomas necesitan algo de ayuda.

No, definitivamente hay muchas cosas de vuestro plan de vuelo que no alcanzo a comprender. Separáis Marbella de Ayamonte, para, supongo, poder repetir las palomas que han hecho Marbella a Ayamonte, y no dais el tiempo suficiente para que los amantes al natural las puedan colocar al menos en una posición de nido “digna”. Sigo pensando que no son necesarias las guindas, pero ponerlas al natural al final de la campaña es un muy buen recurso. Y más, si seguís con la idea de ubicar la suelta de Ayamonte al final de la temporada. A día de hoy sólo veo vuestro Ayamonte a finales de Marzo.

En fin, esto daría para un sano debate, pero en síntesis, en una fugaz mirada a vuestro plan de vuelos, echo en falta dos Marbellas por ejemplo, o una suelta más de kilometraje intermedio entre Baza y Marbella, o entre Marbella y Ayamonte.

 

(David) ¿Y en global?, tú que tienes más contacto con gente de por todas partes. ¿Cómo ves el nivel colombófilo en nuestro país?

Habrá de todo. Mi percepción es que el nivel general es medio/bajo. Hablo con muchas personas de muchas provincias y llego a esa conclusión. También tengo claro que en general vemos mucho la paja en ojo ajeno… y de ello somos todos pecadores.

Nadie es capaz de ponerse en la piel del otro. Hay poca empatía. En los países pobres suele suceder eso, la riqueza está muy mal repartida. Pocos ricos pero muy ricos y el resto muy pobres. Esa es la sensación que me desprende la colombofilia española, aunque se aprecian cambios.

Quizá siempre fue así. No poseemos la tradición ni cultura colombófila de países como Bélgica, Holanda, Alemania, Reino Unido. Tampoco ellos tienen nuestra dificultad pero me gustaría expresar otra cosa.

Estuve en una ocasión en Bélgica y Holanda visitando a campeones, así que tampoco sé que nivel hay allí en general, ya que a las grandes vedettes no las voy a poner en duda, pero lo lógico es que tengan un buen nivel medio sólo que adaptado a sus circunstancias. La mayor diferencia que allí observé son las instalaciones y el número de animales alojados por departamentos. El concepto superpoblación no debe existir en sus diccionarios. Las pérdidas no se pueden comparar a las nuestras por lo que no es necesario criar en modo granjero. De eso debemos aprender.

Al final llegas a la conclusión que hay de todo. Yo no les encumbro, nunca fui dudoso en eso, pero tengo claro que de la cantidad suele y debería salir la calidad. Competir allí debe ser una delicia. Y como, dada la gran cantidad de colombófilos a nivel nacional, generalmente no ganan los mismos cada año, supongo que eso debe rebajar mucho la tensión. De todos modos ellos valoran lo del 20% premio, eso da para muchos colombófilos satisfechos a final de temporada.

Si aquí hubiera dinero de por medio, los afiladores de cuchillos se pondrían las botas. Nuestra cultura mediterránea sólo admite un: Gana UNO , pierden los demás.

No podría decirte en tal comunidad hay un nivel más alto y en tal otra más bajo, hablo en términos generales. Si podría opinar en que comunidades me parece más fácil volar viendo sus velocidades y sus % de llegadas, pero eso me lo guardo, pues me gusta hacer turismo, jajaja.

Lo que tengo claro es que personalmente en la península salvo en alguna región me aburriría. En el mar acabamos deformando la realidad. Cuando la colombofilia nació tuvo por objeto seleccionar palomas no perderlas casi todas. A mi ya no me cambiaran.

 

(David) En general, hablando de los colombófilos de Baleares y sin entrar en valoraciones personales sino desde un punto de vista como “preparadores”, ¿en qué crees que se falla más o en qué orden?, ¿instalaciones, palomas, manejo, tratamientos, preparación?

¿Cuál es el pilar fundamental?

De verdad no sé qué responder a esa cuestión David. No conozco a todo el mundo ni lo que hace cada uno en su casa.

Mi impresión es que en cuanto a las instalaciones se ha mejorado mucho. Hoy en día el que construye un palomar tiene en cuenta la ventilación, orientación, materiales, aislamiento, etc. Los que comienzan están mejor asesorados por el resto de compañeros, o ellos mismos están más formados en ese sentido.

El uso del comodín del veterinario se ha ido generalizando con los años y hay que seguir reforzándose en esa idea.

¿Tratamientos? Siempre lo hubo, no creo que hoy mejor que ayer. Y siempre fue un jugar a ciegas. Los tratamientos son un mal sustituto del veterinario.

Hoy hay más y mejores medicamentos pero también más resistencias a ellos por su mal uso. Si en las islas hubiera veterinarios especializados en palomas daríamos otro salto de calidad. En realidad todo eso se está gestando. Hace ya algún tiempo que abrimos los ojos para, creo, no volver a cerrarlos nunca más.

La unión hace la fuerza. Si nos organizáramos para comprar comida, vacunas, coprológicos veterinarios, etc, …supondría precios más competitivos. Somos una “banda” poco organizada.

En lo referente a la calidad de las palomas, en las islas hay excelentes palomas, y para la colombofilia que se está practicando, vamos sobrados, pero no hay selección para las sueltas del último tercio de temporada porque los dos primeros de la misma no seleccionan nada.

El mar es puñetero, las noches de cesta, hay que seguir avanzando sin depender en exceso de los vientos a favor.

Si me preguntas a mí, la calidad de las palomas que vuelan sobre el mar son de lo mejorcito que hay en España para los grandes fondos. Eso no significa que no haya buenas palomas en muchos lugares, pero la calidad media en mi opinión es superior  porque en ningún lugar de la península hay 4 ó 5 sueltas en la temporada con % inferiores al 15-20%. Eso cada año va gestando mejores animales. Así que no creo que por ahí haya mucho que sacudir en ese sentido. Aunque si seguimos con la política actual y me vuelves a formular esa pregunta en unos años quizá cambio de parecer.

Cada fin de semana que en la península se da una suelta de menos del 20%, reputados colombófilos que están tan acostumbrados a otra cosa, sufren tanto que los hay que incluso no marcan. Ese es nuestro pan de cada día en Menorca. Volar aquí te acaba haciendo fuerte.

Sí, quizá la preparación y tener claro cómo poner, no ya a una mensajera sino a todo el palomar en condiciones, sea una de las cuestiones a mejorar, pero me aventuraría demasiado.

Lo que si tengo asumido es que en general el colombófilo SELECCIONA muy poco, criba a cuenta gotas, meten en la reproducción palomas que marcaron de un Marbella del 30/40% y cosas del estilo. Y personalmente creo que de esas hay a patadas. Hay que reproducir con lo especial, no con cualquier cosa. El nivel de exigencia en este sentido es muy mejorable.

Una paloma puede regresarte de una suelta durilla de menos del 20%, ¿lo hará en una segunda suelta?. De esas son de las que yo quiero.

 

(Biel) En una respuesta anterior mencionabas el tema de cuidar los aficionados que ya están entre nosotros, ¿cómo crees que se podría mejorar?, ¿con nuevas incorporaciones?. ¿Qué se podría hacer para fomentar y promocionar la colombofilia en el presente y futuro?

Esa, es como poco, la pregunta del millón amigo. No, no hay respuesta para ello. Estamos jodidos.

La del futuro no le veo ninguna solución. Mentiría si respondo cualquier otra cosa. Es, sin duda, el presente el que nos debería importar y mucho, porque no tengas dudas, sin un buen presente no habrá ni tan siquiera la posibilidad de un hipotético futuro.

El presente pasa por promocionar la colombofilia. Yo mismo he ido en varias ocasiones a colegios, pero no sé si eso genera algún tipo de efecto. Que no nos olviden o simplemente que nos descubran es sumamente importante. Una sola incorporación debería ser apreciado como un tesoro.

Clasificaciones semanales publicadas en los diarios locales como sucede con la hípica, darnos a conocer en ferias con estands bien organizados con un buen anzuelo. Ideas hay muchas, sólo hay que tener la voluntad de cristalizarlas.

A nivel Balear, nuevas fórmulas que incentiven al colombófilo. Especiales tipo Melilla, sueltas el mismo día desde dos o tres puntos diferentes, el “7 islas” como hacen los canarios, en definitiva situaciones novedosas que rompan un poco con esta colombofilia tan anquilosada. Algo fresco que atraiga al colombófilo.

En lo referente a los campeonatos desde luego aboliría hoy mismo el tema de las dos bandadas.

Por ejemplo y hablando sólo de Mallorca, que es donde eso tiene lugar, un colombófilo que empiece tiene que tener la posibilidad de competir desde el primer día. No te hablo de ganar, sino de sentir la competición por sus venas. Y eso con 50-100 palomas debería ser posible. ¿Cómo vas a conseguir eso si tenéis que designar 10 palomas cada semana?, ¿cómo lo vais a lograr si tenéis dos o tres sueltas el mismo fin de semana?. ¿Cómo, si te obligan a hacer adultas?. Eso hay que cambiarlo si queremos que la gente tenga al menos una posibilidad, pero no robársela con normas “feudales”. Basta ya de obligar, aquí estamos porque queremos estar hasta que digamos basta.

Con respecto al campeonato de Baleares y al cambio en su sistema de puntuación, ya conoces mi opinión. Está muy mal parido. Sé que es herencia de la anterior junta directiva en su despedida, pero nos dejaron una mierda pinchada en un palo. El coeficiente no puede ser jamás el elemento que desempate cuando se comparan sueltas en islas diferentes. ¿En qué estarían pensando por Dios?.

Ibiza es la isla que lo tiene más fácil en ese sentido. Los campeones regionales generalmente viven allí porque la dificultad en sus vuelos, aun teniéndola, no es ni por asomo la de mallorquines y menorquines. Jamás podremos igualar la dificultad de Menorca con la de Ibiza, ni debemos pretenderlo, pero se debe buscar un sistema que acerque más, no que nos aleje definitivamente. El coeficiente no es la respuesta.

En mi opinión, el sistema que se estaba empleando hasta hace poco se ajustaba más a la realidad. Hay otras fórmulas seguramente.

Y eso de poner un límite del 50% en las velocidades y en cambio un 30% en los fondos para las designadas. Que el responsable de semejante esperpento me lo explique, le invito a comer si me demuestra que realmente ese diseño estaba bien masticado.

Y ya yéndome por las ramas, tampoco entiendo que un campeonato de Baleares o España marítimo no vaya más allá de las sueltas de 500km, tanto en el absoluto, como en el de fondo. Si lo que queremos es elevar el nivel y que los ganadores de esos trofeos sean los mejores de ese año, hay que ir más allá. Hay que prestigiar al Campeonato de Baleares.

Cuando hablamos de campeonatos de velocidad vamos a velocidades ¿cierto no?, pues cuando hablemos de campeonatos de fondo, hay que darle distancia. Y más si hoy en día estamos casi doblando ese kilometraje en otras sueltas. La colombofilia ha cambiado, sus campeonatos…NO.

Todo ello evitaría situaciones, cuando menos curiosas, como que haya campeones absolutos de baleares que ni tan siquiera se acerquen a los mejores de su isla o no hayan ganado en su club, algo que he visto en alguna ocasión.

Esa es mi forma de entender esos campeonatos. Hay que igualar sí, pero los campeonatos deben ser coto exclusivo para los que mejor lo hayan hecho esa temporada, no para que lo gane cualquiera, sino los mejores de ese año.

Me pueden vender que son campeonatos diferentes en sueltas distintas, pero el campeón de Baleares o el campeón nacional, que menos que ganar en su club. No, jamás comprenderé según que situaciones.

 

(David)  Para todos aquellos aficionados que estén leyendo esta entrevista, ¿qué consejos darías para llegar a tener éxito en colombofilia?

Un plan y llevarlo a cabo. Quizás no sale a la primera, saldrá a la segunda, a la tercera…no desistir nunca. Creer en lo que hacemos. Mejorar con el tiempo. Actitud, mucha actitud.

Atreverse a ser valiente, mirar muy bien de quien nos rodeamos para fijarnos en ellos. Entender este juego como lo que es, un verdadero juego de SELECCION.

A partir de esas premisas, con el tiempo debería ir floreciendo la paciencia, el ir más despacio, el necesitar menos tiempo y todo ello hará que seamos mucho más eficientes. Para mí todo eso aparece después. Lo que toca para el que se inicia es EQUIVOCARSE.

Y por encima de lo comentado, que no os suceda como a mí, prohibido perder la ilusión. Ésta mueve la voluntad, las ganas de superarte. La ilusión es como las buenas palomas, tapan nuestras miserias.

Hay que entender desde el primer instante en el que uno se sumerge en este mundo colombófilo que la selección nosconducirá a poseer mejores palomas, y nosotros iremos mejorando como colombófilos de la mano de ellas. Y muy importante, sólo puliendo la preparación y el sistema que hayamos decidido jugar, lograremos que esa selección esté bien cocinada. Podemos escuchar lo que nos dice aquel o el otro, pero debemos vivir las cosas por nosotros mismos. Apuntar lo que sucede. Conocer a nuestros animales, sus cualidades, sus límites. Aglutinar toda esa información en nuestra cabeza. ¿Quiénes son los padres, abuelos, tatarabuelos? Sus límites, sus virtudes, etc, de cualquier pichón que tengas en el palomar. Hay que echarle muchas ganas, de lo contrario no habrá frutos.

Soy consciente que la mayoría lo que quiere escuchar o leer es la revelación de aquel producto o de aquella línea de palomas, etc, pero no te olvides de una cosa: La mayoría no llega a tocar el cielo jamás.

 

(David)  Está claro que una selección exigente nos conduce a encontrar calidad  pero, ¿cómo podrías hacerle entender a un colombófilo que es incompatible buscar calidad y no vaciar el palomar?

Seguro que yo no se lo haría entender, pero si podría darle mi opinión. La cesta es el gran tesoro. El palomar se vacía exactamente igual haciéndolo bien que mal. La diferencia estriba en que haciéndolo bien nos queda el premio, y éste genera a la larga muchos frutos.

Lo primero que hay que hacer es perder el miedo a perder palomas. Importante, hay que poner los cimientos para prepararlas y mandarlas a la batalla muy bien preparadas. Esa es la mayor garantía de todas. Y en la preparación hay dos pilares fundamental: El vuelo en el palomar y la alimentación.

Unas vienen otras no, unas vuelven a venir otras no. Ese es el juego. Yo me quedo con esas supervivientes, que en un porcentaje alto me darán satisfacciones en la taza. No lo dudes David.

No me enredo en historietas tales como,.. si las buenas no vinieron, si el halcón sólo ataco a las mías, si mis animales se pierden con viento a favor…todo eso se lo dejamos a otros.

En Baleares los palomares se vacían. Es un hecho. Del cómo lo vaciemos dice mucho de qué colombófilo estemos hablando.

Hasta Calpe (incluido) en mi palomar los % de llegadas son altísimos, donde otros en modo goteo van perdiendo el mobiliario. Al final con mi preparación yo les saco el 100%, y me gano el derecho a jugármelas más adelante donde otros las perdieron. Si encima le sumas mi forma de ser, aprieto hasta el final.

A mí me podría quedar el palomar lleno cada temporada, y quizá con ello y un par de detalles mis resultados mejorarían todavía más, pero sigo teniendo mucha prisa.

Seamos claros, en cualquier palomar cada año tan sólo hay “x” palomas buenas, ¿5,6, 7?… depende del nivel del colombófilo, de su selección, de mil factores.

No porque no pierdas donde otros pierden significa que todo lo tuyo sea bueno. No, no… al final y especialmente en las sueltas exigentes hay muy pocas buenas, y esas pepitas de oro son las que debemos rastrear.

No es que yo quiera vaciar el palomar, pero volando en las islas es algo que sucede casi sin darte cuenta . Y la seguridad en los vuelos es algo que debemos reforzar y disponer de mejores palomas nos ayudará enormemente en esa labor. Si además incorporas mejor “mano”, mejores sistemas, mayor preparación… entonces la película comienza a cambiar, comienzan a aparecer mejores palomas y mejores resultados. Ahí comenzamos a vislumbrar un final diferente.

 

(David) Respecto al punto de vaciar el palomar para lograr selección ¿qué opinas de los que piensan que es un sistema carnicero?

¿Acaso no lo vacían ellos también?. Opino que no preparar bien las palomas y mandarlas de todos modos es carnicero. Opino que enviar una paloma a ver si suena la flauta, siendo consciente de que no es apta para esa distancia es carnicero. Muchos de esos luego te enjaulan una paloma mudando la octava o la novena. La mayoría de ellos mandan las palomas a grandes fondos cuando hace dos meses que ya no les vuelan como toca. En fin, habría que enfocar mejor eso del concepto carnicero.

Los hay que tienen 140 y enjaulan 5 y 10 cada semana. ¡No entiendo nada!.

La mejor forma de no serlo, es preparándolas bien y dándoles una oportunidad veraz para lo que fueron creadas.

De todos modos, si te paras a reflexionar con calma, practicar la colombofilia de gran fondo en las islas es carnicero en esencia. Volar en el mar es carnicero. La inmensa mayoría de las palomas sucumben en finales dramáticos que no vemos. Ojos que no ven corazón que no siente.

En lo personal, demuestro que están preparadas porque caen como fruta madura en las sueltas finales, no en el primer tercio de la temporada. Muchos otros las pierden a chorro en las primeras 5 carreras.

Existe la dudosa convicción, muy generalizada por cierto, de que extraviarlas al principio de temporada no es ser carnicero, sino alguna forma de selección. Quizá ellos son el verdadero problema. Que no hombre no, que no.

A mitad de temporada ya están con el freno de mano echado por las pérdidas acumuladas fruto de su mala gestión, mientras otros que son más sólidos casi no ha perdido palomas y pueden permitirse el lujo de arriesgarlas a partir de esa distancia. Esa es mi visión.

Podría demorar esa pérdida un año, pero al final la que se iba a perder de un 400km se perderá al año siguiente de un 500km. El pichón que me ha volado de un 880km con 6 meses al año siguiente llevado de una forma más pausada también los habría volado.

En cambio, muy pocas podrían volar esa distancia de yearling y de adulta. La que lo hace, no tiene precio.

Las mensajeras son cómo fósforos. El componente emocional o psíquico en estos animales es sumamente importante en los vuelos marítimos y aquel viene condicionado por la presión rapaz, las numerosas noches de cesta y obviamente por el mar.

Podría entrar de lleno en el eterno debate de si adultas o pichones, pero antes de eso partamos que de 100 pichones criados, para mí a lo sumo hay menos de 10 que colmaran mis expectativas. No hablo de juzgarlas a la mano, hablo que hay como mucho menos de 10 tendrán posibilidades reales de convertirse en una buena paloma, y soy generoso.

Con esa premisa, en lugar de apretar el acelerador podría ir más pausado. ¿Esas palomas con dos años serían mejores palomas?. Efectivamente sí, pero las malas también seguirían estando ahí y el objetivo seguirá siendo el mismo…Marbella, 880km. Me muevo en ese difícil equilibrio.

Si hablamos de competir, ciertamente hay que envejecer el palomar, pero también apoyarse en lo jóvenes. No ponerse límites, porque la realidad nos demuestra que no los hay.

Las adultas son mejores porque son las supervivientes de años anteriores no porque lo diga una anilla. Están cribadas, cepilladas, y seleccionadas. ¡Eso las hace mejores, no su edad!.

Además, como todo animal, al alcanzar una edad determinada, ello les otorga equilibrio, experiencia, y otras cualidades, pero también algunas de esas virtudes adquiridas a la larga no les resultan de gran ayuda porque la paloma adulta se convierte en un animal más inteligente y adquiere miedos y vicios. El pichón en ese sentido es más fuerte, porque no piensa ni está marcado por experiencias pasadas.

En el mundo árabe, la cetrería llevada al extremo mueve verdaderas fortunas. Leyendo recientemente un artículo especializado en la materia pude visionar un video de un lance entre un halcón y una paloma, que duraba varios minutos, incluso la pelea, en un momento determinado, se tomaba su “respiro” y se trasladaba a los bajos de un vehículo, para volver segundos más tarde al aire. La verdad es que el video te ponía los pelos de punta. El caso es que esos lances tan salvajes y largos sólo son posibles con halcones jóvenes, jamás con adultos. ¿Por qué? Porque el joven no piensa, es todo corazón, y eso en una colombofilia dura, bien llevado, también genera sus frutos.

Si me preguntas, yo creo que una buena paloma es mejor con dos y tres años que con 6 meses. Eso resulta obvio, pero si dispones de la “poción” para que regresen con 6,7 u 8 meses, y tu objetivo NO son los campeonatos… ¿por qué esperar más?. Además, tan sólo he volado 4 ó 5 palomas de tres años por la simple razón de que acaban perdiéndose. Al final con ellas acabas midiendo sus esfuerzos en exceso, de lo contrario acaban perdiéndose.

Competir sólo con pichones por un campeonato es otorgar demasiadas ventajas a los rivales, pero dejemos a la gente elegir. Yo hace años que lo hice.

Ganar campeonatos tiene su fórmula. Siempre hace falta una pizca de suerte, pero si tu objetivo es ganarlos hay una forma de hacerlo. Doy prioridad a la selección, esa suerte tienen mis rivales, jajaja.

 

(David) Como bien sabes, hace unas semanas tuvimos la oportunidad de asistir a una mesa redonda organizada por Rafel Forteza y su hijo Rafa, a los cuales les agradezco el interés y su voluntad por promocionar la colombofilia de las Baleares, en la cual se estuvo hablando de los principales puntos calientes que se debaten en la colombofilia actual. Sobre ellos nos gustaría hacerte una serie de preguntas para saber tu opinión.

(David) El primer punto del que se estuvo hablando fue el de las ventajas que tenemos actualmente con las nuevas tecnologías para la evaluación de las condiciones atmosféricas durante la temporada de concursos. ¿Qué opinión tienes al respecto?

Hay que aprovecharse de todo lo que la tecnología ponga a nuestra disposición, pero sin obsesionarse. Los hay que ven flechas y pierden de vista la realidad para convertir lo virtual en real por sistema. Deberían ser únicamente instrumentos sobre los que apoyarnos sin llevarlo a los extremos.

Continuando con la idea de antes, la tecnología nos debe ayudar a descartar los días que no son aptos, esos días negros en los que suele haber unanimidad, pero los responsables deben dejar de jugar a ser dioses, porque no lo son, y ese juego genera un daño irreparable en la masa social. Los calendarios no deben ser rígidos pero tampoco ser un juego de contorsionismo.

Mi opción sería descartar los días malos, imposibles, los días que de antemano sabemos que serán desastres, a partir de ahí el calendario debe ofrecer carreras con diferentes tipos de vientos.

Todo lo que no sea eso, es desvirtuar la colombofilia.

 

(Biel) ¿Vetarías los días que se decide soltar con poniente fuerte?. ¿Crees que nos aportan más beneficios o nos estamos engañando?

Este tema está de rabiosa actualidad, pero no aquí, sino en toda España. Sería ciertamente engorroso trasladar a una entrevista todo lo que pienso.

En síntesis, el viento a favor nos fue de bastante ayuda durante mucho tiempo, especialmente en las islas. Sinceramente hoy no lo necesitamos. Concentraría los esfuerzos en no enjaular los días que no reúnen las condiciones adecuadas. Aquellos en los que todos coincidimos como sueltas desastre o días muy malos.

Si el fin de semana toca poniente pues toca poniente, no le demos mas vueltas. Lo que no haría sería “tocar los huevos” moviendo fechas y jugando a ser juez y parte. He vivido esa situación algunos años y he llegado incluso a cambiar de opinión, pero la búsqueda obsesiva del poniente fuerte en las islas es un CANCER.

Sólo lo aprecio con mejores ojos cuando hablamos de Ayamontes y/o Marbellas. Ahí hay que tratar dentro de un marco adecuado de buscar días óptimos si está en nuestra mano. El resto, si el tiempo es malo no se enjaula, si son “comsi comsa” se enjaula. Es aquí donde residen todos los problemas. Todos coincidimos en lo que es blanco y en lo que es negro pero no en lo que es GRIS. Es más, a veces nos parece gris para un velocidad y en cambio lo vemos blanco para un 950km… en fin, falta un criterio firme, y el intervencionismo en este sentido está siendo muy dañino.

El problema es que el gran fondo ha pasado de ser un coto de unos pocos (los mejores) a socializarse por completo. Lo cual me parece perfecto, pero nos conduce a poseer peores palomas, menos aptas para esa gran cantidad de días grises que ofrece cada temporada. Hoy se selecciona menos. Aplicable a toda la geografía española.

La paloma de gran fondo es hoy “mucho más barata” que antes y eso en gran medida es por la búsqueda del poniente. Entiendo esa política porque de este modo los hay que pueden disfrutar, y les reconozco esa alegría, pero en parte nos estamos engañando. Unos lo quieren ver, otros no.

Estuve observando esa mesa redonda en la que en un momento determinado uno de los asistentes nos comentabaque estos años se había podido disfrutar de la colombofilia. ¿Qué le tengo que decir yo a ese señor? Que sí hombre, que tiene razón, pero en el fondo, todo es una gran mentira. Y lo saben.

Con respecto a las “tablas de condiciones” que propusiste, David,  ¿quién le pone el cascabel al gato?. Creo que si quien decide catalogar que es blanco, negro o gris es gente lógica, honesta y preparada no debería haber ningún problema en ello, pero me parece una tema tan serio que debería ser secundado por los protagonistas, los colombófilos.

 

(David) Lo de las tablas de vientos es una cosa que se podría hacer pero efectivamente es algo muy serio como para hacer entre dos o tres personas.

(David)Yo propondría que, ahora que se ha finalizado la temporada y hay tiempo hasta la próxima, se montara un “equipo” de colombófilos, aficionados a la meteorología y con criterios bien claros, los cuales expusieran su punto de vista sobre los días blancos, negros y grises de manera que se llegaran a poner en común los criterios que conformarían esas tablas de condiciones para posteriormente ser aprobadas por los distintos socios por votación.

Resumiendo, sólo contemplo como una opción la búsqueda del viento a favor en sueltas de largo recorrido, y ya empiezo a dudarlo. El Marbella de este año es un buen ejemplo. Decepcionante totalmente.

Lo que si me sonroja es que en la península se haya puesto de moda esa búsqueda del viento a favor. Si ya me quejo en mi archipiélago ni te cuento si esa práctica se está imponiendo en tierra. Ya me dirás que carajo están seleccionando. ¿Egos? Como siempre.

 

 (David) Sobre el segundo punto que se habló y que expuso nuestro amigo Pere Gomis ya has dado algunas pinceladas en respuestas a preguntas anteriores pero centrémonos un poco más en él.  ¿Dos bandadas o una?, ¿pichones y/o adultas?

A nuestro buen amigo Pere no le dejaron explicar todo lo que quería y se había preparado sobre el tema en cuestión.

En mi opinión, lo de dos bandadas en Mallorca, y con todo el respeto del mundo, me parece una soberana estupidez. Y lo de tener que designar 5 en cada bandada y que se permita designar adultas en las libres, como se ha hecho muchos años, una auténtica barbaridad.

Alimentáis campeonatos para “ricos”. ¿De verdad necesitáis 200 palomas para competir?. Está mal enfocado. Hoy en día con los % de recepción se puede ser competitivo con menos de 100 palomas y de paso abrís fronteras a una colombofilia más sana. A los que empiezan y a otros que sí podrían dar guerra sin tanto obstáculo.

Lo de pichones y adultas clama al cielo. El problema que hay en Mallorca con este tema tan controvertido es que pensáis que el origen del cambio tan positivo que se ha producido en los últimos años viene dado por esa política de pichones y adultas y de dos bandadas, y no os dais cuenta que ese cambio viene determinado por otras causas.

Nosotros mismos hemos sufrido una gran metamorfosis sin necesidad de esas obligaciones, ni de bandadas ni cosas por el estilo. De hecho, marcamos pichones como churros en los grandes fondos. Una noche de jaula más, un salto de mar más, y marcamos adultas y pichones desde cualquier distancia en sueltas de % muy reducidos.

Los campeonatos deberían estar al alcance de cualquier persona y no obligar con historias.

¿Son las adultas mejores?, pues viaje usted adultas, pero no obligue a alguien a hacerlo sino quiere. La demostración la tenéis en Menorca. O en el sentido opuesto en Ibiza, que con todo para disfrutar de una magnífica colombofilia ahora resulta que necesitan tiempo, y “hacer viejos” para ir más lejos, y mientras tanto los menorquines que estábamos en el furgón de cola, somos en la actualidad la colombofilia de referencia en las islas sin ningún género de dudas. Un liderazgo ganado por el enorme trabajo realizado en Menorca pero también porque mallorquines e ibicencos se han dormido en los laureles.

En Mallorca vuestro sistema os conduce a dos situaciones. Estáis más pendientes del año que viene que del año en curso. Mal comienzo.

Segundo, al final como consecuencia de ello, acabáis dejándoos palomas para la siguiente temporada, que no saben lo que es volar. El caso es “hacer adultas” sea como sea. Que lo diga la anilla. ¿Cuántas me quedan?. ¡Me planto!. Os relaja pensar: Me he dejado 40, aunque no estén cribadas en absoluto. Por algún lugar olvidasteis lo que es seleccionar y estáis demasiado pendientes del futuro.

Mi resumen sería este: Mayor libertad, 5 designadas, un único bando. Los defensores de las adultas nada les impide que las vuelen, los defensores de otras cosas que hagan lo que les apetezca, y un campeonato diseñado de este modo en el que seguramente estarían arriba los de siempre, pero daría lugar a mayor competitividad. Lo que hacéis es claramente mejorable y me parece no injusto, lo siguiente.

Cuando observo una clasificación del grupo Mallorca, en no pocas ocasiones los que han ganado no han sido los mejores de la temporada. Demasiadas ventajas para el colombófilo GRANDE y ninguna oportunidad para la mayoría. Condicionáis los campeonatos desde el momento en lo que los diseñáis para que sólo unos pocos se repartan el premio. Así van pasando los años y nos estamos muriendo poco a poco. ¡Deberíais despertar ya!

Quizá esto sea así porque los que lo diseñan son los que ganan. Lo desconozco.

 

(David) El tercer punto de actualidad del cual me gustaría preguntarte no se discutió el día de la mesa redonda pero lo considero lo suficientemente importante como para dejármelo en el tintero. ¿Qué opinión te merece la presión existente de los halcones?. ¿Son el peor enemigo o la mejor excusa?

Este es un tema que sin duda genera bandos. Ya conoces mi opinión, soy amante de la naturaleza por encima de todo. Ellos ya estaban allí antes de que nosotros decidiéramos dedicarnos a esto.

La presión rapaz es un hándicap en aquellos lugares donde se practica la colombofilia, pero aun así los hay que a pesar de esa presión obtienen grandes resultados, y otros que son incapaces. Estos últimos deberían reflexionar y dejar de buscar excusas. Mientras exista ese enorme contraste entre los resultados de unos y otros viviendo en las mismas zonas hay una esperanza.

¿Existe presión rapaz en muchas provincias españolas? Desde luego que sí. No lo discuto. ¿Impide eso practicar una colombofilia feliz? No. Se puede, sin duda alguna, practicar una colombofilia satisfactoria sin meterse en problemas. Respetemos la naturaleza, y mejoremos como colombófilos. Seleccionemos más.

Estos últimos años he ayudado a compañeros, en Galicia por ejemplo. Cuando me llamaron por primera vez habían perdido casi 100 palomas en unos meses por ataques de azor y peregrino. Comenzaron a hacer las cosas con más criterio, y me encantaría poder reproducir aquí, lo que opinan hoy en día sobre este tema. Centrémonos en lo importante.

Tengo muy claro que los ciclos biológicos de los peregrinos nos afectan crucialmente. De hecho, sin saberlo, adaptamos nuestros planes de vuelo en función de su ciclo reproductor. ¿Por qué crees que en Abril y Mayo cuesta tanto volar en el Mediterráneo? Otras variables pueden tener su peso no lo niego, como el calor, la visibilidad y la dirección de los vientos en esos meses, pero lo que comento es una obviedad.

Probad a hacer un entreno en la isla de Menorca cuando los pollos de halcón acaban de nacer o cuando se incorporan los que proceden de las migraciones. Venid y me lo contáis. Uno debe adaptarse y manejar esa información.

Padezco al halcón a diario y no por ello encierro a mis palomas. Cuanta más libertad mayores armas les damos. De todos modos, el calendario rapaz se siente más según en qué mes nos hallemos. No todos los meses son iguales, pero como creo en lo que digo no pierdo un segundo con ese tema. No puedo encerrar a mis animales en una caja de cristal. Lo conocen en casa y se las van a tener que ver con ellos en las distintas sueltas, pero todo esto es también parte de l juego de la selección. ¿Por qué casi siempre destacan las mismas palomas, la misma familia, de las mismas parejas?.

Muchas de las palomas que se importan que son capaces de volar en su lugar de origen miles de km aquí en no pocas ocasiones no rinden. Obviando el tema de la porquería que nos venden, hay tras ello también un tema de adaptación, y no al mar, sino a la presión rapaz. Ésta en el norte de Europa es de risa.

La mentalidad de un buen colombófilo debe ser centrarse en lo que puede dominar, en sus palomas, lo demás no es importante. Me sonroja escuchar o leer a aquellos que están todo el día con la misma cantinela, pero jamás lograron que sus palomas volaran 2 horas en casa un mes seguido. ¡No han visto nada, por eso no lo entienden!.

Se agarran a la sombra del halcón/azor porque es lo que sí han podido ver con sus propios ojos y pagan con ellos sus frustraciones. En el fondo les entiendo, pero no puedo ayudarles.

Es cierto que hay colombófilos que sufren situaciones extremadamente delicadas, que hacen de su día a día algo cuasi insoportable, pero son una inmensa minoría, y en algunos casos, tiene solución. Debemos tener una actitud muy sólida para superar todas las adversidades.

 

(David) Y para terminar… Ahora que llevo ya un tiempo conociéndote y en el cual hemos tenido mucho más contacto, me choca enormemente la diferencia que hay entre los dos “Pablos” que existe en la colombofilia Balear. El Pablo que habla conmigo, distendido, amable pero exigente y que disfruta de hablar, discutir y aprender de todo lo que está relacionado con las palomas y el Pablo orgulloso, borde o chulo que se dice por ahí y que seguro has escuchado. ¿Te afecta?, ¿A qué crees que es debido?.

Interesante David, jajaja, muy perspicaz. No la esperaba. A ver, cada uno es como es. En mi juventud siempre tuve fama de chulo, pero también es cierto que los que me conocen saben que no es así. Todos proyectamos una imagen que a veces no se corresponde con la realidad. Hay que dar la oportunidad de conocer a las personas.

¿Afectarme? Naturalmente que sí. Una cosa es que parezca un chulo y otra que lo sea. No lo soy, por eso mismo puede llegar a afectarme ese tipo de cosas. Me considero una persona bastante sensible, pero eso no quita que tenga opinión y el atrevimiento a expresarla.

De todos modos, siempre me consideré más lince que lobo. Las manadas no son lo mío. Puede que eso ayude. Y por otra, para serte totalmente sincero, cada vez me importa menos lo que piensen de mi los demás.

Creo que el origen en esa aparente chulería, o espejismo en el que pareciera que estoy en posesión de la verdad o aparente seguridad en lo aplastante de mis respuestas viene condicionado sin duda por mis comienzos en la colombofilia.

Un mundo tan sumamente rígido en sus ideas y tan poco dado a las actualizaciones, donde por momentos fui engañado, donde los de arriba te ponen todas las trabas del mundo para que no llegues, donde hay cierto clasismo en las opiniones de según que personas. Entiéndase clasismo en el sentido de que parece como si existiera la obligación de haber tenido que ser colombófilo toda la vida, haber tenido padre, madre y abuelos colombófilos. Como si desearan que te equivocaras más tiempo del necesario. No, no puedes llegar y ponerlo todo patas arriba, ni descubrirles otra colombofilia. Eso no está permitido. Duele. No te lo perdonaran, aunque cambies su mundo.

Todo ello provocó que cuando por fin mis resultados explotaron, nació en mi un tío más contestatario, más rebelde en mis afirmaciones, más contundente en mis análisis. Una especie de efecto resorte, pero todo eso cuando hablas conmigo cara a cara, no existe.

La gente es muy “puñetera”. Critican lo que no entienden o a cualquiera que afirme lo contrario que ellos. No estoy inventando nada nuevo. Creo que coincidimos en eso.

Luego a partir de ahí la imagen que los demás se formen de ti, lo hacen en muchos casos sin conocer a la persona.

Para acabar te contaré una anécdota de hace unos años. Me desplace a la isla de Mallorca con motivo de la entrega de premios del Campeonato de Baleares. Llegué acompañado de un amigo mallorquín. Me senté, en modo sándwich, a su lado y al otro, junto a un amigo suyo.

Previamente mi amigo le había preguntado al suyo si tenía interés en que le hiciéramos una visita. Todo esto sin yo saberlo. Su amigo le respondió que no. Le asustaba la posibilidad de lo que le pudiera decir. Había leído en foros la vehemencia de mis opiniones y demás y prefirió no arriesgarse. En cierto modo le asustaba esa situación.

El caso es que me senté con este señor, que sin yo saberlo, había declinado la posibilidad de una visita. ¿Sabéis lo que sucedió? Tras la comida, en la que estuvimos charlando muy distendidamente, le entraron unas ganas locas de que nos acercáramos a su casa. Así se lo hizo saber a mi amigo. Lamentablemente no pudo ser. Ya habíamos concertado otras visitas. Como ves, gano en las distancias cortas, jajaja.

Refleja lo que es conocer a una persona mirándole a los ojos o aventurarse a hablar de oídas.

Si alguien hubiera compartido con nosotros estos dos últimos días en los que nos lo hemos pasado “teta”, no tengo dudas de que tendría que revisar su opinión. También te digo que las opiniones de según quienes… no las tengo muy en cuenta.

 

 

A poco que seas observador, hablando con Pablo tarda uno menos de media hora en darse cuenta de que está delante de alguien diferente, casi se podría catalogar de “genio”. Genio no describiendo a “aquella persona que lo hace todo bien” sino de alguien capaz de llegar a hacer cosas diferentes. Su cabeza no descansa… siempre pensando, analizando, sacando conclusiones y, por qué no decirlo, inventando. Una cabeza que solo es capaz de relajarse en cuanto se arrodilla delante de su hija para jugar o hablar con ella.  

Y es que esa capacidad de pensar junto a su inquietud por descubrir y aprender es lo que ha hecho distinguirse del resto y llegar a tener lo más parecido a una “fórmula mágica” o “hoja de ruta” para llegar a tocar la gloria unas cuantas veces. no solamente en forma de campeonatos sino también hablando de récords o superando retos.

Llegué a la entrevista con la última pregunta en la mente e intenté encontrar a ese Pablo chulo o prepotente, pero reconozco que fui incapaz de toparme con él. Lo que sí encuentras es una persona que habla y se explica con total rotundidad y seguridad… la seguridad que da saber de primera mano donde se ha fallado y que se debe de hacer para triunfar.

Llegados a este punto solamente puedo darle a Pablo las gracias. Gracias por aceptar nuestra visita, abrirnos las puertas de tu casa (y palomar) y contestar a esta entrevista. Pero, sobre todo, gracias por darnos tu enfoque de la colombofilia y hacer una crítica de la foto actual con la única intención de buscar la mejora… ese salto de calidad que ya habéis logrado en Menorca.

Gracias a ti también, Biel (otro que… ojito!!!), por apuntarte a aportar preguntas y buscarle las cosquillas a Pablo. Sé que tarde o temprano acabaré haciéndote otra entrevista a ti sólo… o junto a Pablo jajaja.

 

Tres amigos, buena comida, muchas risas y sobre todo… COLOMBOFILIA EN ESTADO PURO.

Bookmark : permalink.

Sigue leyendo

REPARTO DE PREMIOS DEL CLUB COLOBOFILO LA RAPIDA

IMG_65702
En el restaurante Pequeño Mundo tuvo lugar el reparto de premios del club Colombofilo La Rapida Mensajera, que fundada en la barriada de la Vileta el 15 de enero de 1931, que tras el club colobofilo La Palmesana, es la segunda mas antigua con sede en Palma. Sigue leyendo

Celebracion de la entrega de Trofeos de las Sociedades de Colombofilia La Rapida y La Palmesana

IMG_6570

Este fin de semana la Rapida y La Palmesana han hecho entrega de los trofeos de esta temporada en el Restaurante Pequeño  Mundo.

LA PALMESANA ORGANIZO EL III CONCURSO ESPECIAL SANT SEBASTIA

Clasificación

El pasado domingo, 25 de Enero, se celebró la III Edición del Trofeo Especial de Sant Sebastià organizado por el Club Colombófilo La Palmesana con un total de 23 equipos participantes de cuatro palomas cada uno. Dicho trofeo consiste en la suelta de cada una de dichas palomas en un punto cardinal de la isla (Pto Pollença, Artà, Santanyí y Pto. Andratx) a las 12h y se proclama campeón el equipo que compruebe el máximo de palomas y con mayor suma de velocidad.
Aunque el día no era nada propicio para competir con palomas mensajeras con rachas de viento superiores a los 100 km/h, las aves volvieron a demostrar su fortaleza y valentía llegando la mayoría a sus respectivos palomares y con velocidades considerables.  Un ejemplo de ello es que el ganador de esta edición, Sebastià Morey, comprobara sus cuatro palomas en poco más de una hora. En la clasificación le siguieron Coco Adrover, Toni Pizà, Manolo Muñoz y Pep Toni Torrrens como los cinco primeros clasificados.

XLII Expossició Regional de la Paloma Mensajera.

Colombofilia 2

Dentro del marco impresionante del Centro Cultural SA MINA y bajo la organización del Club Colombofilo de LLoseta se  celebro este mes de Enero la XLII Expossició Regional de la Paloma Mensajera.

 La exposición dio inicio con la actuación del Juez Nacional Dº ANDREU PROHENS , colaborando los jueces sociales JOSE GUILLERMO SANCHEZ y MARC MORA, los cuales valoraron las palomas presentadas para la exposición.

Desde esta crónica queremos dar un abrazo muy fuerte a la familia de Angela Costa ,Juez inicialmente convocada para juzgar ésta Exposición y que debido al fallecimiento de su padre tuvo que suspender su participación en ésta Exposición.

 Después de la actuación del juez Sr. PROHENS dió inicio la exposición con la presencia de numerosos colombófilos prioritariamente de Mallorca.

 Dentro de un buen ambiente colombófilo se pudo observar las palomas clasificadas y que representarán a Baleares en la XL Exposición Nacional de la Paloma Mensajera a celebrar en Tenerife del 7 al 11 de Enero de 2015.

 Entre los resultados cabe destacar el triunfo de Juan Monserrat Pujol en Grupo A Hembras de Belleza y Grupo B Machos de Belleza. Asimismo Arnaldo Mayol obtuvo el 1º premio en el Grupo A Machos de Belleza y Guillermo Terrassa se clasificó 1º en Grupo B Hembras.

 En la categoría de Estándar Internacional resultó ganador Joan Parets en categoría Machos y Pedro Morey en Hembras.

 En Sport Internacional , en categoría A resultó ganador Miguel Angel Veny , siendo Pedro Morey el ganador en la categoría B.

 El Club Colombófilo LA DEPORTIVA resultó ganador de la XLII Expossició Regional de la Paloma Mensajera a nivel de club siendo recogido dicho premio por su presidente MARCOS VIVES.

Cabe destacar que la Federación Balear de Colombofilia tiene representación a parte de la de las palomas participante en la persona de JUAN BISBAL quien actuará como Juez Nacional de la citada exposición.

Adjuntamos listado de las clasificaciones de la XLII Expossició Regional de la Paloma Mensajera.

 

 

LLOSETA ACOJERA LA XLII EXPOSICION BALEAR DE LA PALOMA MENSAJERA

cp
Los proximos dias 3 y 4 de enero tendra lugar en el centro Cultural Sa Mina en la calle Reyes Catolicos de Lloseta la Exposicion Balear de 
la Paloma Mensajera.
Las categorias de dicha exposicion son: Grupo A.- Belleza Pichones; Grupo B ,- Belleza Adultas; Grupo C Standart internacional  en sus dos
modalidades de pichones y adultas y el Grupo D.- Sport Internacional. Obtienen premio las 3 palomas clasificadas en cada categoria.
La comision balear de jueces que preside Joan Bisbal, ha designado como jueces titulares a Andreu Prohens (Campos) y Angela Costa (Ibiza), y como jueces suplentes a Mar Mora y Jose G. Sanchez. ,
Programa de Actos: Viernes dia 2.- Recepcion de las palomas; Sabado 3 .- a las 10 horas, actuacion de los jueces; a las 13 horas publiacion de losresultados y a las 19,30 horas Inaguracion de la Exposicion con asistencia de las autoridades locales y el presidente de la Federacion Balear Torcuato Vilches. Domingo dia 4.- a las 14 horas,clausua.
Los primeros clasificados podran particiar en la Exposicion Nacional de la Paloma Mensajera que tendra lugar del 7 al 11 de enero en el Liceo de Taoro, en la Orotava- Tenerife (Islas Canarias)

Calendario de Noticias

noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930